5 formas en que la telesalud ayudará a respaldar el proceso de vacunación contra el COVID-19

Nuestro sistema de atención médica ha experimentado un aumento sin precedentes en el uso de telemedicina desde la aparición de COVID-19. Los médicos ahora tienen entre 50 y 175 veces más citas de telesalud que antes de la pandemia, según un estudio reciente de McKinsey.

Teniendo en cuenta lo dependiente que nos hemos vuelto de las visitas virtuales como herramienta clínica, decidí conversar con algunos de mis colegas sobre cómo la telesalud podría apoyar los esfuerzos de implementación de vacunas. Después de todo, vacunarse aún requiere la presencia física del paciente en el consultorio. Y con casi 3 millones de dosis de vacunas aprobadas que ya se han enviado a todo EE. UU., ahora estamos comenzando uno de los esfuerzos de vacunación más grandes en la historia médica.


Lo que escuché confirmó mi teoría : la telesalud desempeñará un papel fundamental en la gestión de la distribución de vacunas y el apoyo a los pacientes mediante un proceso simple, pero potencialmente aterrador, para algunos. Estas son las 5 formas más importantes en las que la telemedicina ayudará a respaldar el lanzamiento y será fundamental para que la vacuna llegue a las personas que más la necesitan:


1. Telesalud nos ayudará a abordar las inquietudes de los pacientes.


Los expertos estiman que al menos el 70% de la población de EE. UU. necesita vacunarse para lograr la inmunidad colectiva o el punto en el que suficientes personas estén protegidas para que el virus pueda mantenerse bajo control. Pero según una encuesta reciente de AP-NORC, solo el 47% de los estadounidenses están listos para arremangarse cuando les llegue el turno.


Entre los estadounidenses que dijeron que no se vacunarían, el 43% dijo que les preocupaba que la vacuna en sí pudiera infectarlos con COVID-19, lo que simplemente no es cierto. La telemedicina puede ayudar a facilitar la educación del paciente a través de conversaciones en video con su médico al separar los hechos de la ficción de las redes sociales.


2. Apoyo a pacientes de alto riesgo.


A los pacientes con sistemas inmunitarios deteriorados se les advierte regularmente que no pueden recibir vacunas con virus vivos. Con la telemedicina, los médicos pueden (virtualmente) sentarse con un paciente y su familia y discutir en detalle cómo las vacunas de ARNm COVID-19 son fundamentalmente diferentes a las vacunas de virus vivos en su funcionamiento.


Es especialmente importante para los pacientes que ya padecen afecciones que podrían dejarlos inmunodeprimidos, comprender que las vacunas actuales no son vacunas de virus vivos. Pueden tener discusiones importantes sobre cuál es su mejor enfoque para la vacunación.


3. Apoyo a la salud de la mujer.


Según lo que sabemos en este momento, las mujeres embarazadas pueden tener un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por la infección por COVID-19 en comparación con las mujeres no embarazadas. También puede haber un mayor riesgo de resultados adversos del embarazo entre las mujeres que se enferman con el virus durante el embarazo.


Por lo tanto, es comprensible que una futura madre o alguien que esté planificando estar embarazada quiera considerar recibir la vacuna de ARNm. Además de la multitud de preguntas habituales relacionadas con el embarazo, las mujeres embarazadas deben estar preparadas para hablar sobre las ventajas de la vacunación con su médico. Ofrecer un acceso cómodo y fácil a su médico a través de telesalud ayudará a las mujeres embarazadas a determinar, en última instancia, qué es lo mejor para ellas y la salud de su bebé.


4. Seguimiento del paciente.


Una vez que un paciente recibe sus vacunas, los médicos deberán ofrecer un seguimiento, especialmente si experimenta efectos secundarios o síntomas. Si bien es extremadamente raro, ya se han informado casos de trabajadores de la salud que fueron hospitalizados debido a reacciones alérgicas graves que experimentaron después de recibir la vacuna.


Los síntomas comunes que se han informado durante un estudio de la vacuna de Pfizer incluyen fatiga, dolores de cabeza y escalofríos. Según los datos actuales de la FDA, el 10-12% de los pacientes que reciben la vacuna experimentarán estos síntomas. La telemedicina puede ayudar a administrar la atención del paciente después de la vacunación al permitir que los médicos evalúen a los pacientes en cualquier momento a través de una videollamada y determinen si sus síntomas ameritan un seguimiento adicional.


5. Aumento del cumplimiento.


Se sabe que la educación y la comunicación del paciente aumentan el cumplimiento y ayudan a mejorar los resultados de salud. La telesalud reforzará una sólida comunicación médico-paciente, al mismo tiempo que aumenta el cumplimiento. Con el uso de telesalud, podemos continuar haciendo que el proceso de distribución de vacunas sea más eficiente con el tiempo.


Peter Alperin, MD, es vicepresidente de Doximity.


Escrito y publicado por: Peter Alperin | Medical Economics

4 de febrero de 2021

Enlace original: https://www.medicaleconomics.com/view/5-ways-telehealth-will-help-support-the-covid-19-vaccine-rollout

3 vistas0 comentarios